¿Para cuando la Biblioteca Virtual del Sistema Nacional de Salud?

En su momento comenté en BiblioGETAFE que la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria ha establecido unas prioridades de adquisición de recursos de información para los médicos de familia.

Estas prioridades se publicaron en la revista Atención Primaria y los recursos que recomendaban que fueran accesibles a través de las bibliotecas virtuales de las comunidades autónomas eran Fisterrae, UpToDate, Clinical Evidence, First Consult y Essential Evidence Plus. A estos recursos añadían 25 revistas. También realizaban otras recomendaciones como la necesidad de accesibilidad a la información, acceso a Internet desde las consultas y necesidad de formación en habilidades de búsqueda a todos los profesionales sanitarios.

En la misma revista pero este año la directora de la Biblioteca Virtual del Sistema Sanitario Público de Andalucía, Verónica Juan-Quilis, ha publicado el artículo “Recursos bibliográficos para Atención Primaria en las bibliotecas virtuales de salud de las comunidades autónomas” en el que se analiza el estado de la colección que la SemFYC recomienda en las diferentes Bibliotecas Virtuales que existen en las CCAA.

Si bien no se menciona en que año se ha llevado a cabo la recogida de datos, es de suponer que la autora lo ha realizado en el año 2011. En momentos como los actuales de crisis el tiempo transcurrido es suficiente para haber modificado sustancialmente el panorama que describe el estudio. Los profesionales de las bibliotecas sanitarias hemos podido comprobar como en el 2012 y, en mayor medida, en el 2013 el número de recursos accesibles han disminuido, en algunos casos de manera drástica, reduciendo la colección compartida de la inmensa mayoría de las Consejerías de Salud y desapareciendo por completo las suscripciones propias en algunos hospitales .

Tal como acertadamente dice la autora del trabajo “la ventaja de una economía de escala, el aumento de precios de los recursos de información, el enorme y rápido avance en tecnologías de la información y comunicación, y el acceso por Internet a contenidos digitales, son algunas de las razones que han llevado a las Consejerías de Salud a apostar por la creación de BV regionales”.  Además señala que esto ha posibilitado un ahorro del gasto y proporcionado acceso democrático a la información de todos los profesionales sanitarios de una misma Comunidad Autónoma. Este mismo razonamiento sirve para reclamar lo que tantos años venimos demandando los profesionales de las bibliotecas sanitarias, que no es otra cosa que la existencia de una Biblioteca Virtual del Sistema Nacional de Salud (BV-SNS).

La existencia de esta BV-SNS eliminaría la variabilidad existente en el acceso a recursos bibliográficos y servicios bibliotecarios existentes logrando ahorro de gasto y equidad en el acceso de los profesionales sanitarios independientemente de que comunidad autónoma trabajen. Esta BV-SNS es más necesaria en tiempos de crisis como los actuales en los que las colecciones de las bibliotecas han sufrido, y sufrirán, una reducción más que considerable.

4 comentarios

  1. Pues lo mismo pienso yo. Creo que hace ya bastante tiempo que debería existir la Biblioteca Virtual del Sistema Nacional de Salud. Opino que la BNCS debería tener toda la presencia y toda la importancia que le corresponde y más viendo cómo desaparece la Agencia Laín Entralgo o las penalidades que estamos pasando en las Comunidades Autónomas desde del año pasado a la hora de suscribir recursos que, por cierto, cada vez son más escasos o prácticamente inexistentes.

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo en que debería ponerse ya en marcha esta biblioteca de la que venimos hablando desde hace ya tiempo. Aunque yo añadiría que esta colección “universal” quedaría coja sin la suscripción de algún título alternativo, por centros, que permitiera una pequeña variabilidad en las suscripciones, de forma que no nos quedemos todos con lo mismo y sin posibilidad de buscar artículos más allá de nuestros propios catálogos.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo, la colección básica debería estar accesible para todos y suscrita centralizadamente pero luego cada institución debe suscribir aquello que, por sus usuarios, les fuera necesario.

      Me gusta

  3. Este tipo de recursos es necesario para muchas comunidades y de ahí la importancia que se le de la prioridad que merece.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: