2 formas diferentes de buscar en PubMed

Continuando con la entrada anterior “Trucos de búsqueda en PubMed” aquí os dejo una infografía que ilustra dos enfoques de búsqueda diferentes según nuestras necesidades de información.
Espero que os guste.

Trucos de búsqueda en PubMed

La búsqueda de información viene condicionada por una serie de factores tales como nuestros objetivos, tema de la búsqueda así como tiempo y recursos disponibles.

Por ello, una vez definida nuestra pregunta que ha de contestar nuestra búsqueda de información, lo primero que debemos hacer es seleccionar la fuente de información.

Muchas veces vamos directamente a buscar en PubMed cuando no es la fuente de elección para el tipo de búsqueda que necesitamos llevar a cabo. En otras ocasiones sí lo es y en estos casos nuestra forma de consulta es diferente dependiendo de si queremos unos pocos artículos que van a contestar nuestra pregunta o si vamos a necesitar realizar una búsqueda de todo lo relevante publicado sobre un tema o deseamos reducir el NNR (Numbers Needed to Read).

En la primera de las situaciones hemos de realizar una búsqueda sencilla partiendo de la ventana de búsqueda inicial. Para ello lo recomendable no complicar mucho la estrategia y realizarla al modo “Google”.

En la siguiente presentación hay recomendaciones para este tipo de búsqueda y un ejemplo:

Pero PubMed dispone de funcionalidades que nos van a ayudar a realizar una búsqueda experta. Será útil en el caso de que estemos buscando estudios en búsquedas sistemáticas de la literatura o una búsqueda en la que queramos ahorrar tiempo reduciendo el número absoluto de referencias e incrementando el número de referencias relevantes. Un ejemplo sería el utilizar el tesauro MeSH, las etiquetas de campos de registro y los filtros metodológicos disponibles en Clinical Queries.

En la siguiente presentación vemos los trucos y recomendaciones para cuando queramos llevar a cabo una búsqueda experta.

Y recuerda, si necesitas realizar una búsqueda experta contacta con el bibliotecario/documentalista de ciencias de la salud que sabrá orientarte en todos los pasos metodológicos que este tipo de búsqueda requiere.

Bibliografía:

Campos-Asensio C. Como elaborar una estrategia de búsqueda bibliográfica. Enferm Intensiva. 2018 Oct – Dec;29(4):182-186. doi: 10.1016/j.enfi.2018.09.001. PMID: 30291015.

Acceso institucional a Mendeley

Ya está disponible el acceso a la versión Institucional de Mendeley, el gestor bibliográfico de Elsevier, gracias a la suscripción que ha realizado la Biblioteca Virtual de la Consejería de Sanidad para todos los profesionales de la sanidad pública madrileña.

Nueva búsqueda PICO de la Cochrane beta

Cochrane anuncia el lanzamiento beta de una nueva herramienta para encontrar revisiones en la Biblioteca Cochrane: Búsqueda PICO beta.

La Búsqueda PICO Beta ayuda a encontrar la evidencia en Cochrane que responda a una pregunta clínica utilizando los términos PICO. De esta forma podemos encontrar revisiones sistemáticas en las que un término se utiliza específicamente como Población, Intervención, Comparación o Resultado. Por ejemplo, el término “Diabetes” se cita en las Revisiones Cochrane en algunos casos como un término de Población, y en otros casos como un término de Resultado. Búsqueda PICO BETA le permite buscar específicamente en el contexto PICO que nos interese.

Podemos ver los términos del vocabulario PICO seleccionando Mostrar PICO BETA en los resultados de búsqueda de la Biblioteca Cochrane.

Además, Podemos crear búsquedas con términos de vocabulario PICO en la Búsqueda avanzada de la Biblioteca Cochrane utilizando la nueva pestaña BETA de búsqueda PICO.

Más en: https://www.cochranelibrary.com/en/advanced-search/pico

Nueva edición de la Cochrane Handobook for Systematic Reviews of Interventions (v 6.0)

Desde ayer se encuentra disponible para su consulta la versión online del Manual de la Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones: Higgins JPT, Thomas J, Chandler J, Cumpston M, Li T, Page MJ, Welch VA (editors). Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions version 6.0 (updated July 2019). Cochrane, 2019. Available from http://www.training.cochrane.org/handbook.

Esta es la guía oficial que describe en detalle el proceso y orienta sobre los estándares de preparación y mantenimiento de revisiones sistemáticas Cochrane sobre los efectos de las intervenciones de atención médica (planificación de una revisión, búsqueda y selección de estudios, recopilación de datos, evaluación del riesgo de sesgo, análisis estadístico, GRADE e interpretación de resultados) así como temas más especializados (estudios no aleatorios, adversos efectos, intervenciones complejas, equidad, economía, resultados informados por el paciente, datos individuales del paciente, metaanálisis prospectivo e investigación cualitativa).

En el apartado 4.2. podemos leer:

“4.2.1 Role of the information specialist/librarian

4.2.1. Medical/healthcare librarians and information specialists have an integral role in the production of Cochrane Reviews. There is increasing evidence to support the involvement of an information specialist in the review to improve the quality of various aspects of the search process (Rethlefsen et al 2015, Meert et al 2016, Metzendorf 2016)”.

La importancia de la revisión por pares de la estrategia de búsqueda en una revisión sistemática

Siempre que sea posible realice una revisión por pares de la estrategia para identificar los errores más habituales, mejorar la calidad y reducir no solo el riesgo de perder estudios relevantes, sino también el riesgo de identificar un número innecesariamente elevado de registros irrelevantes. Para ello podemos usar PRESS (Peer Review of Electronic Search Strategies) y Checklist (McGowan J, Sampson M, Salzwedel DM, Cogo E, Foerster V, Lefebvre C. PRESS Peer Review of Electronic Search Strategies: 2015 Guideline Statement. J Clin Epidemiol [Internet]. 2016 Jul [cited 2016 Mar 22];75:40–6. Available from: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0895435616000585).

Son frecuentes los errores en las estrategias de búsqueda que impiden que se ejecuten en su forma publicada. En un estudio de 63 estrategias de MEDLINE, se detectó al menos un error en más del 90%, incluidos errores de ortografía, errores de truncamiento, error de operador lógico, referencias de líneas de consulta incorrectas, redundancia sin justificación, etc. (Elliott JH, Turner T, Clavisi O, Thomas J, Higgins JP, Mavergames C, Gruen RL. Living systematic reviews: an emerging opportunity to narrow the evidence-practice gap. PLoS Med. 2014 Feb 18;11(2):e1001603. doi: 10.1371/journal.pmed.1001603. eCollection 2014 Feb. PubMed PMID: 24558353; PubMed Central PMCID: PMC3928029. Disponible en: http://dx.plos.org/10.1371/journal.pmed.1001603).

Los seis dominios principales de la lista de verificación actualizada basada en evidencia de PRESS 2015 son:

  • traducción de la pregunta de investigación.
  • operadores booleanos y de proximidad.
  • encabezados de materia.
  • búsqueda de palabras de texto (texto libre).
  • ortografía, sintaxis y números de línea.
  • límites y filtros.

Se recomienda que la revisión por pares de las estrategias de búsqueda se realice en la fase de protocolo de investigación (pre-peer review). Si se realiza una revisión por pares de la estrategia de búsqueda antes de que se realicen las búsquedas definitivas, se descarguen los resultados y los investigadores comiencen a seleccionar los estudios, no habrá necesidad de revisar las estrategias y volver a ejecutar las búsquedas en una fecha posterior. Se ha estimado que la carga de tiempo del proceso de revisión con la lista de verificación PRESS fue menos de dos horas. 

Novedad PubMed Labs: Accesible el icono de Localizar en Biblioteca

Ahora podemos activar en PubMed Labs la opción para ver el icono de acceso a la biblioteca de dos formas:

  • Si tenemos cuenta personal en My NCBI si, tras iniciar la sesión con nuestra cuenta y contraseña en NCBI Site Preferences seleccionamos en Outside Tool la opción de C17.

Familia de revisiones de síntesis de la literatura

Dentro de la gran cantidad de tipos de revisiones de síntesis de la literatura, aquí he resumido las características de las más frecuentes y en las que los bibliotecarios/documentalistas participamos en su elaboración.

Nueva Biblioteca Cochrane ya disponible

La Cochrane Iberoamerica nos anuncia que a partir de esta semana los usuarios con acceso a la Biblioteca Cochrane serán dirigidos a la nueva plataforma recién estrenada. La suscripción que hace el Ministerio de Sanidad para toda España de La Cochrane Library Plus, ahora denominada Biblioteca Cochrane,  tiene un nuevo portal mejorado desde el pasado 10 de septiembre.

La principal novedad es que la nueva versión permite el acceso al formato libre y completo de la versión en inglés de las revisiones. Ello será siempre así a partir de ahora pues la Biblioteca Cochrane como tal está integrada en la nueva plataforma, siempre accesible desde www.bibliotecacochrane.com

El diseño de la nueva Biblioteca Cochrane está mejorado e incluye:

  • Un nuevo portal en español y acceso al contenido traducido a varios idiomas a través de una búsqueda básica.
  • Un diseño mejorado para las revisiones Cochrane, los registros de ensayos clínicos de CENTRAL y todos los demás contenidos.
  • Respuestas Clínicas Cochrane integradas al completo en la Biblioteca Cochrane.
  • Búsqueda simultánea en todos los tipos de contenido, incluidas las revisiones y protocolos Cochrane, CENTRAL, editoriales, colecciones especiales, Respuestas Clínicas Cochrane y otras revisiones sistemáticas de Epistemonikos.
  • Mejor visualización de los resultados de la búsqueda, incluyendo nuevos filtros de contenido, criterios de ordenación ampliados y opciones de exportación de múltiples registros.
  • Pestañas de búsqueda avanzada mejor integradas y búsqueda MeSH optimizada.
  • Enlace de los registros de CENTRAL con las revisiones Cochrane.
  • Fácil envío y visualización de los comentarios sobre las revisiones y protocolos Cochrane y los editoriales publicados.
  • Navegación sencilla entre las revisiones Cochrane y los podcasts, las Respuestas Clínicas Cochrane y los editoriales relacionados.

Nueva Cochrane.png

Versión antigua con la noticia del cambio

Nueva Cochrane 2018.png

Nueva interface de la Biblioteca Cochrane.

Para más detalles sobre su funcionamiento, se puede consultar un díptico aquí o un vídeo aquí.

Qué límites y filtros podemos aplicar en búsquedas de información en cuidados

Para acotar el resultado de búsqueda, las bases de datos nos proporcionan diferentes recursos de filtrado con límites. Con ellos podemos excluir idiomas que no entendemos, buscar artículos que han sido publicados en cierto periodo de tiempo, recuperar artículos referentes a una población específica o buscar sólo determinados tipos de estudio o grupos de edad. Podemos limitar nuestro resultado a artículos publicados en revistas de enfermería seleccionado “Nursing Journals” dentro de la categoría de límite “Journal Categories” o directamente añadiendo a nuestra estrategia de búsqueda jsubsetn[text] (p. ej.: “Diabetes AND jsubsetn[text]”).

También disponemos de los filtros metodológicos o filtros de búsqueda (“hedges“) de los que ya hablé extensamente en una entrada anterior (https://ccamposhugf.wordpress.com/2013/08/22/que-son-los-filtros-de-busqueda/). Son estrategias de búsquedas desarrolladas y validadas para utilizar en bases de datos electrónicas que nos ayudan a perfeccionar la estrategia de búsqueda para recuperar estudios científicamente sólidos y clínicamente relevantes, por ejemplo, estudios diseñados para responder preguntas relacionadas con la efectividad de una terapia o la precisión de una prueba de diagnóstica. Estas estrategias prediseñadas se han de combinar con el término/s o descriptor/es de lo que deseamos buscar permitiéndonos una recuperación de la información con un alto grado de exactitud. En la página del Centre for Reviews and Dissemination (The InterTASC Information Specialists’ Sub-Group Search Filter Resource) podemos encontrar una recopilación de diferentes filtros para diversas bases de datos y plataformas (1). El desarrollo de filtros de búsqueda para la profesión de enfermería es limitado y se ha centrado en aspectos específicos del cuidado de enfermería (2-4).

Por último, recordar que en PubMed podemos guardar nuestros filtros creando y personalizando una cuenta MyNCBI tal como contamos en una anterior entrada de BiblioGETAFE (https://ccamposhugf.wordpress.com/2013/11/26/como-crearnos-una-cuenta-personal-en-pubmed-myncbi/).

Bibliografía:

  1. ISSG Search Filter Resource [Internet]. Glanville J, Lefebvre C, Wright K, editors.  York (UK):  The InterTASC Information Specialists’ Sub-Group; 2008 [actualizado 26 Febrero 2018; consultado el 8 mayo 2018].  Disponible en: https://sites.google.com/a/york.ac.uk/issg-search-filters-resource/home
  2. Berg A, Fleischer S, Behrens J. Development of two search strategies for literature in MEDLINE-PubMed: nursing diagnoses in the context of evidence-based nursing. Int J Nurs Terminol Classif. 2005 Apr;16(2):26–32.
  3. Lavin MA, Krieger MM, Meyer GA, Spasser MA, Cvitan T, Reese CG, Carlson JH, Perry AG, McNary P. Development and evaluation of evidence-based nursing (EBN) filters and related databases. J Med Lib Assoc. 2005 Jan;93(1):104–15.
  4. Simon M, Hausner E, Klaus SF, Dunton NE. Identifying nurse staffing research in MEDLINE: development and testing of empirically derived search strategies with the PubMed interface. BMC Med Res Methodol. 2010 Aug 23;10:76.

Revisiones sistemáticas: Cómo documentar las estrategias de búsqueda en bases de datos automatizadas

Los bibliotecarios que participan en un proyecto de revisión sistemática deben redactar la parte del manuscrito que se refiere a los resultados de búsqueda. En una anterior entrada hablaba de “Cómo documentar los artículos obtenidos en búsquedas no automatizadas en la metodología de búsqueda bibliográfica” en una revisión sistemática. Hoy voy a tratar cuestiones de estilo cuando documentamos la estrategia de búsqueda en bases de datos automatizadas siguiendo el modelo propuesto por el Manual de estilo Cochrane.

Lo primero es relativo al formato de elección para las bases de datos más frecuentemente utilizadas. La Cochrane nos indica que deben escribirse con letras mayúsculas: MEDLINE, CENTRAL, OLDMEDLINE y CINAHL (no CINHAL). Otras bases de datos usan una combinación de letras minúsculas y mayúsculas, por ejemplo, Embase (no EMBASE ), PsycLIT (no PsychLIT) y PsycINFO (no PsychINFO).

Las fuentes de búsqueda se han de mencionar en el apartado de “Métodos” como “Métodos de búsqueda para la identificación de estudios” siguiendo el siguiente orden: [Cochrane Group name] Specialised Register (o Specialized Register o Trials Register), CENTRAL, MEDLINE, Embase y cualquier otra base de datos.

También se han de describir brevemente en el resumen de la revisión sistemática, por ejemplo, “Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, otras cinco bases de datos y tres registros de ensayos (mes y año)”.

En la sección Métodos de búsqueda, se debe proporcionar la fecha de la búsqueda más reciente (día/mes/año) junto con el número de versión o versión (según corresponda) de cada base de datos. La fecha de inicio de la base de datos debe darse cuando se conozca. Los nombres de las bases de datos deben incluir la plataforma o el nombre del proveedor y los sitios web deben incluir el nombre completo y la URL.

Algunos ejemplos:

  • MEDLINE Ovid (1946 al 10 de febrero de 2015);
  • Embase Ovid (desde 1974 hasta el 9 de febrero de 2015);
  • CINAHL EBSCO (1982 a 9 de febrero de 2015);
  • PsycINFO Ovid (de 1806 a 10 de febrero de 2015);
  • LILACS (1982 a 10 de febrero de 2015);
  • Registro ISRCTN (www.isrctn.com; busqueda realizada el 10 de febrero de 2015);
  • ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov; búsquedas realizadas el 10 de febrero de 2015).

Los términos de búsqueda serán “palabras de texto” (“text words” en inglés) y términos del vocabulario indexado o controlado. El formato preferido para referirse al vocabulario controlado de la NLM utilizado para indexar artículos para MEDLINE (y PubMed ) es MeSH (no MESH).

Si mostramos los enlaces a sitios web dentro del texto copiaremos y pegaremos la URL del sitio web, pero eliminando los caracteres innecesarios del final de la URL. Por ejemplo:

https://www.researchinformation.info/news/digital-science-opens-russia-subsidiary?utm_source=adestra&utm_medium=RINewsline&utm_campaign=RI%20NL%20MAY17

Debe acortarse a:

https://www.researchinformation.info/news/digital-science-opens-russia-subsidiary

Hay que omitir el prefijo ‘http: //’ o ‘https: //’ de este campo, no omitir el ‘www.’ si está presente (aunque la dirección probablemente funcionará sin ella) y no agregar ‘www.’ si no está incluido.

Además, cuando enviemos nuestro manuscrito a publicar hay que tener en cuenta que la mayoría de las revistas siguen las guías PRISMA (Preferred Reporting Items for  Systematic Reviews and Meta-Analyses Checklist item 8) que indican que hay que publicar como apéndice del artículo la estrategia de búsqueda de, al menos, una base de datos principal de tal forma que pueda ser reproducible.

El formato puede ser similar al de este ejemplo adaptado del artículo Alejandria MM, Lansang MA, Dans LF, Mantaring JB. Intravenous immunoglobulin for treating sepsis and septic shock. Cochrane Database Syst Rev2002;(1):CD001090, doi:10.1002/14651858.CD001090:

Apéndice: “Estrategia de búsqueda: MEDLINE (OVID)

#1         immunoglobulins/

#2         immunoglobulin$.tw.

#3         ivig.tw.

#4         1 or 2 or 3

#5         sepsis/

#6         sepsis.tw.

#7         septic shock/

#8         septic shock.tw.

#9         septicemia/

#10        septicaemia.tw.

#11        septicemia.tw.

#12        5 or 6 or 7 or 8 or 9 or 10 or 11

#13        4 and 12

#14        randomised controlled trials/

#15        randomised-controlled-trial.pt.

#16        controlled-clinical-trial.pt.

#17        random allocation/

#18        double-blind method/

#19        single-blind method/

#20        14 or 15 or 16 or 17 or 18 or 19

#21        exp clinical trials/

#22        clinical-trial.pt.

#23        (clin$ adj trial$).ti,ab.

#24        ((singl$ or doubl$ or trebl$ or tripl$) adj (blind$)).ti,ab.

#25        placebos/

#26        placebo$.ti,ab.

#27        random$.ti,ab.

#28        21 or 22 or 23 or 24 or 25 or 26 or 27

#29        research design/

#30        comparative study/

#31        exp evaluation studies/

#32        follow-up studies/

#33        prospective studies/

#34        (control$ or prospective$ or volunteer$).ti,ab.

#35        30 or 31 or 32 or 33 or 34

#36        20 or 28 or 29 or 35

#37        13 and 36”

¿Cuánto tiempo y personas son necesarias para realizar una revisión sistemática?

Recientemente en la lista que estoy subscrita IRMG se ha tratado el interesante tema del tiempo necesario para realizar una revisión sistemática y se ha aportado bibliografía de estudios sobre el tema. Este es un asunto que debe tenerse en cuenta antes de iniciar el proyecto y muchas veces somos los bibliotecarios los que alertamos a nuestros usuarios de la logística necesaria para llegar a buen puerto.

La realización de una revisión sistemática lleva mucho tiempo y no es una tarea a realizar en solitario, un grupo de 4-6 es el ideal debido a la gran cantidad de literatura que debe revisarse. Rohit Borah y cols. de la Universidad de Alabama han publicado un meta-análisis, utilizando el registro PROSPERO para cuantificar el tiempo y las persona necesarias para llevar a cabo una revisión sistemática. Este estudio proporciona una estimación actualizada del tiempo y el esfuerzo necesarios para realizar y publicar una revisión sistemática utilizando una amplia muestra de revisiones publicadas recientemente sobre una variedad de temas de intervenciones médicas. El tiempo medio estimado para completar el proyecto y publicar la revisión (desde inicio del registro del proyecto hasta la fecha de publicación) fue de 67,3 semanas (IQR = 42). El número de estudios encontrados en las búsquedas bibliográficas varió de 27 a 92 020; la tasa de rendimiento promedio de los estudios incluidos (eficiencia de la búsqueda o la tasa de rendimiento que se calcula dividiendo el número final de estudios incluidos por el número inicial de estudios encontrados, excluidos los duplicados, en la búsqueda bibliográfica) fue 2.94% (IQR = 2.5); y el número promedio de autores por revisión fue de 5, SD = 3.

En cuanto a los bibliotecarios médicos que participan en el una RS el cálculo del tiempo dedicado debe incluir las tareas específicas tales como el proceso de entrevista inicial y reuniones de seguimiento, desarrollo de estrategias de búsqueda, traducción de estrategias de búsqueda para volver a ejecutar en otras bases de datos, búsqueda en la literatura gris, realización de búsquedas manuales, documentación de la estrategia de búsqueda, utilización de software bibliográfico para la gestión y eliminación de duplicados y entrega de los resultados y redacción de la sección de métodos con la metodología de búsqueda. Recientemente Bullers y cols. estimaron que la duración acumulada en todas estas tareas fue de una media de 30.7 horas (SD = 30.0) con una mediana de 22 horas y un rango de 2 a 219 horas.

El resultado de referencias obtenidas tras las búsquedas y que hay que revisar suele ser muy abultado y suele desalentar a las personas que tienen que realizar la revisión. Sin embargo, la Cochrane en su manual (Cochrane Handbook,  Capítulo 6.4.4. Sensitivity versus precisión) nos dice que los resúmenes de artículos identificados a través de una búsqueda bibliográfica pueden ser revisados muy rápidamente para determinar la relevancia potencial. A una tasa de lectura estimada de forma conservadora de dos resúmenes por minuto, los resultados de una búsqueda en la base de datos pueden leerse a una tasa de 120 por hora (o aproximadamente 1000 en un período de 8 horas).

Por último, quiero mencionar PredicTER que es una herramienta de software para ayudar a los investigadores y profesionales a estimar el tiempo necesario para completar una revisión sistemática (SR) o un mapa sistemático (SM). Los valores predeterminados para cada entrada se toman de una encuesta de practicantes de síntesis de evidencia ambiental realizada por Neal Haddaway. PredicTER fue diseñado por Neal Haddaway (Stockholm Environment Institute) y Martin Westgate (Australian National University).

Referencias:

Borah R, Brown AW, Capers PL, et al. Analysis of the time and workers needed to conduct systematic reviews of medical interventions using data from the PROSPERO registry. BMJ Open 2017;7:e012545. doi: 10.1136/bmjopen-2016-012545

Allen IE, Olkin I. Estimating time to conduct a meta-analysis from number of citations retrieved. JAMA. 1999 Aug 18;282(7):634-5. PubMed PMID: 10517715

Bullers K, Howard AM, Hanson A, Kearns WD, Orriola JJ, Polo RL, Sakmar KA. It takes longer than you think: librarian time spent on systematic review tasks. J Med Libr Assoc. 2018 Apr;106(2):198-207. doi: 10.5195/jmla.2018.323. Epub 2018 Apr 1. PubMed PMID: 29632442; PubMed Central PMCID: PMC5886502

Saleh, A., Ratajeski, M., & Bertolet, M. (2014). Grey Literature Searching for Health Sciences Systematic Reviews: A Prospective Study of Time Spent and Resources Utilized. Evidence Based Library and Information Practice, 9(3), 28-50. https://doi.org/10.18438/B8DW3K

DIAMUNDIALDE: Día Mundial de los Pacientes Trasplantados

6 de junio, Día Mundial de los Pacientes Trasplantados Para divulgar la utilidad de una intervención como el trasplante de órganos en la supervivencia y calidad de vida de infinidad de pacientes con enfermedades crónicas o insuficiencias (renales, oftalmológicas, hematológicas, cardiacas o hepáticas) se ha establecido el 6 de junio como Día Mundial de los […]

a través de TRASPLANTES 2018 — DIASMUNDIALESDE